¿Por qué los perros persiguen a los gatos?

Seguro que alguna vez te has parado a pensar, ¿por qué los perros persiguen a los gatos? (y no al revés). Lo habitual es que el gato siempre huirá del perro y da igual del tamaño que sea el perro o la raza. Sin embargo, lo curioso es que también pasa cuando se trata de una raza más pequeña de perro que persigue al gato cuando el gato perfectamente podría perseguir a esa raza más pequeña.

Realmente, ningún perro supone una amenaza real para el gato, debido a que éste es muchísimo más inteligente, tiene más agallas, es más rápido y cuenta con unas garras más precisas que un perro.

Los perros persiguen a los gatos

Más detalles de por qué los perros persiguen a los gatos

Como amante de los animales siempre me he preguntado este tipo de preguntas y creo que después de muchos años conviviendo con animales he llegado a la conclusión de que es por los genes. Los genes no sólo determinan como somos físicamente sino que también marcan nuestro comportamiento.

El perro procede de la evolución del lobo gris. Si te paras a pesar, un perro es prácticamente un lobo ya que se parecen físicamente y claro, también en cuanto a genética se refiere. En cambio, el gato procede de los grandes felinos como puede ser el leopardo por lo que tienen una genética común. De ahí, a que tengamos todos los comportamientos marcados por nuestros antepasados.

Por si todavía necesitas más detalles para pensar de por qué los perros persiguen a los gatos, otra razón es que los lobos forman sociedades y viven en manadas, sin embargo el leopardo es un animal solitario que sólo se sociabiliza para conseguir el ansiado apareamiento y posterior cuidado de las crías, el resto del tiempo viven completamente solos.

En conclusión, gatos y perros han heredados estos genes y comportamientos debido a sus antepasados. Somos animales y como siempre, el camino hasta aquí tiene un pasado.